chubut hoy

El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa arrancará en 2023, para sus padres “los asesinos tienen privilegios”
Judiciales | Nacionales | 05.12.2021
Fernando Báez Sosa fue asesinado el 18 de enero del 2020 por una patota de rugbiers a la salida de un boliche de la localidad de Villa Gesell, en la provincia de Buenos Aires. Recién casi tres años después del homicidio, el próximo 2 de enero del 2023, se dará comienzo al juicio.

Desde la familia de Báez Sosa tenían la ilusión de que el debate oral se llevara a cabo durante el primer semestre del 2022. Sin embargo, desde la Justicia señalaron que no existe espacio alguno en la agenda judicial para debatir el caso el próximo año, por lo que se pospuso 14 meses más.

El papá de Fernando, Silvino Báez, expresó su descontento por la fecha asignada para el juicio por el asesinato de su hijo. “Es mucho tiempo con todas las pruebas que tenemos, con lo que se vio. Mi hijo fue asesinado en el 2020 y tengo que esperar tres años para que esto se concrete. Espero que la fecha quedé ahí, que no se la mueva más porque necesitamos que esto se ponga serio”, explicó Silvino.

“Teniendo todas las pruebas, tenés que esperar igual. Los familiares de la víctima no tienen justicia, tenés que estar peleando todo esto con dolor en el alma. En ese sentido, los asesinos tienen más privilegios”, agregó el papá de Fernando.

Graciela, la madre de Fernando Báez Sosa, también expresó sus sensaciones. “El día a día se nos hace difícil. Hay días que no queremos seguir viviendo, esto ya no es vida para nosotros. Anoche le decía a Silvino que ya otro mes más sin Fernando. Va a ser muy fuerte para mí que no voy a poder recibir su abrazo por el Día de la Madre. Va a ser un día muy duro”, expresó angustiada.

“Estamos confiados porque tenemos el mejor abogado de Argentina. Se va a hacer justicia tarde o temprano”, cerraron los padres, en referencia a Fernando Burlando, que representará a la familia.

El juicio por el crimen de Báez Sosa se desarrollará en 22 audiencias y contará con más de 130 testigos, según se le anticipó al tribunal integrado por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari. Los ocho rugbiers son acusados por “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Te puede interesar